Trastornos de personalidad<< volver

La personalidad podemos definirla como:

  • Un patrón complejo de características psicológicas, profundamente enraizadas.
  • Que en su mayor parte son inconscientes y difíciles de cambiar sin intervención.
  • Que se expresan de forma automática en casi todas las áreas de funcionamiento del individuo.

Asimismo, puede ser indicada como resultado de una historia única de transacciones entre factores biológicos (el temperamento, la constitución genética) y contextuales (la vida intrauterina, el ambiente familiar, los papeles sociales, la cultura, la situación socioeconómica), historia que nunca antes había existido y que no se repetirá.

Estos rasgos son lo que comprenden el patrón individual de percibir, sentir, pensar, afrontar y comportarse de un individuo.

¿Cómo definiríamos un trastorno de personalidad?

Como un modo de ser y comportarse:

  1. Omnipresente
  2. No relacionado con una situación concreta
  3. Inflexible y rígido
  4. Que hace al individuo vulnerable a los cambios
  5. Que dificulta la adquisición de nuevas habilidades, perjudicando el desarrollo del individuo
  6. Que no se ajusta al contexto socio cultural
  7. Que suele ser egosintónico, es decir que no se vivencia desagradablemente, salvo en situaciones de crisis
  8. Donde la conciencia de enfermedad es escasa, limitando la asistencia terapéutica y complicando las relaciones interpersonales.
Gabinete Psicológico Plaza Duque de Alba, 1 - 2ºD Madrid | Teléfono: 91 364 04 46 Móvil: 609 953 524