Depresión<< volver

El cuadro que presenta una persona deprimida puede ser muy variado en cuanto a sus síntomas, y también en cuanto a su evolución temporal. En algunos casos se trata de formas episódicas y en otros de un estado de ánimo permanente de modo casi continuo.

En general, cualquier persona deprimida es probable que presente un conjunto de signos o síntomas, que pueden ser resumidos en 5 grandes núcleos.

  1. Síntomas anímicos
    • La tristeza es el síntoma anímico por excelencia de la depresión.
    • Aunque los sentimientos de tristeza, abatimiento, pesadumbre o infelicidad son los más habituales, a veces el estado de ánimo predominante es de irritabilidad.
    • En el caso de depresiones graves, puede llegar a negarse sentimientos de tristeza, alegándose que ahora se es incapaz de tener ningún sentimiento.
  2. Síntomas motivacionales y de conducta
    • Apatía.
    • Indiferencia.
    • Disminución en la capacidad de disfrute (anhedonia).
    • Levantarse de la cama por las mañanas o asearse pueden convertirse en tareas casi imposibles. Tomar decisiones cotidianas puede convertirse
    • también en tarea casi insalvable.
    • En casos extremos, la inhibición conductual puede conducir a una parálisis motora y a mutismo.
  3. Síntomas cognitivos
    • La memoria.
    • La atención.
    • La capacidad de concentración.
    • Todos estos componentes pueden llegar a resentirse drásticamente incapacitando el desempeño en tareas cotidianas.
    • La valoración que hace una persona deprimida de sí misma, de su entorno y de su futuro suele ser negativa..
    • La autodepreciación, autoinculpación y la pérdida de autoestima suelen ser contenidos clave en las cogniciones de las personas deprimidas.
  4. Síntomas físicos
    • Un síntoma típico son los problemas de sueño.
    • La fatiga.
    • Pérdida de apetito.
    • Disminución de la actividad y del deseo sexual.
  5. Síntomas interpersonales.
    • Una importante característica es el deterioro en las relaciones con los demás.
    • Normalmente se puede sufrir el rechazo de las personas que les rodean, lo que a la vez reactúa aislando aún más a la persona deprimida.

Factores de riesgo de sufrir una depresión.

Existen numerosos factores de riesgo para contraer una depresión. Entre ellos, se encuentran los antecedentes familiares, posibles abusos sexuales, traumas infantiles, trastornos de la ansiedad en la familia y el consumo de sustancias en los padres, que va a condicionar un entorno desfavorable.

 

Gabinete Psicológico Plaza Duque de Alba, 1 - 2ºD Madrid | Teléfono: 91 364 04 46 Móvil: 609 953 524